Siete pasos que ayudan a alcanzar la FELICIDAD

Todos en algún momento de nuestra vida establecemos objetivos que consideramos nos van a aportar algún tipo de beneficio, ya sea personal, profesional o ambos. El hecho de que los alcancemos o no va a depender fundamentalmente del compromiso, la confianza y la motivación con la que tomemos la decisión de lograrlos.

Al igual que sucede con cualquier otro objetivo, alcanzar la felicidad y vivir desde ese estado interior también empieza por una decisión. En este post comparto algunos pasos que nos ayudan a mantenernos firmes en la decisión de ser y vivir felices.

Paso 1: TOMA CONSCIENCIA DE TU CUERPO. 

El cuerpo es tu conexión y vehículo con la vida. Al sentir tu cuerpo y responderle de manera consciente se experimenta paz, armonía y alegría. Por eso es necesario que lo escuches y veas cada señal que emite. Escúchalo, atiéndelo, ámalo, cuídalo y respétalo.

Paso 2: DESCUBRE LA VERDADERA AUTOESTIMA.

Poco o nada tiene que ver con mejorar la imagen y no depende de las opiniones de los demás. Esta es intrépida y su valía es infinita. Cuando cimientes tu identidad en tu Ser verdadero y no en tu imagen pública, hallarás una felicidad que nadie podrá arrebatarte.

Los demás son un reflejo de nuestro diálogo interno. Por eso cuando mejoramos nuestra autoestima y comenzamos a amarnos a nosotros mismos plenamente, los demás nos reflejan ese mismo diálogo. Este es el motivo por el que muchas veces cuando empezamos a amarnos, comenzamos a ver que nuestro círculo empieza a cambiar. Muchas personas se nos caen, otras llegan, otras se mantienen y mejoran nuestras relaciones. Pero eso únicamente sucede porque nosotros hemos cambiado, porque ya nos hemos aprendido a amar, hemos aumentado nuestra autoestima.

¿Qué dirá la gente?. Esta pregunta ha arruinado más sueños y vidas que cualquier otra cosa en el mundo.

Paso 3: DESINTOXICA TU VIDA. 

Nuestro estado natural se caracteriza por la alegría, la tranquilidad y la realización espontánea. Cuando no lo experimentamos es porque hay contaminación. Esta puede ser el resultado de emociones, relaciones o hábitos tóxicos, así como sustancias tóxicas que causan ansiedad, culpa, vergüenza, baja autoestima.

La solución está en liberarnos de los condicionamientos que se han ido produciendo a lo largo de nuestra vida: dejar de criticarnos, dejar de culparnos, dejar de juzgar a lo externo y de juzgarnos a nosotros mismos, liberarnos del resentimiento, de la ira, del pasado. En definitiva, quitarnos esa mochila tan pesada que llevamos cargando durante tantos años, para que así podamos desintoxicar nuestra vida.

Paso 4: RENUNCIA A TENER LA RAZÓN.

Cuando no insistes en tener la razón, accedes a una gran cantidad de energía. Tener la razón implica que otro está equivocado. La confrontación de querer tener la razón por encima de todo y no tenerla, daña cualquier relación.

Esto no significa que uno no tenga opinión y la comparta, pero puedes renunciar a tu necesidad de defenderla. Todos somos consciencias individuales con maneras peculiares de ver la vida. La plenitud es un estado de profunda paz y felicidad que nada tiene que ver con el empeño que ponemos en nuestras relaciones de salirnos con la nuestra y demostrar al otro que estaba equivocado.

Paso 5: CONCÉNTRATE EN EL PRESENTE.

Si lo haces, tu vida se renovará constantemente, apreciando cada instante como único y dando a tus relaciones la importancia y el cuidado que se merecen.

El momento presente es lo único eterno, no muere ni puede ser olvidado. Por eso la felicidad del presente no se te puede arrebatar. Ella te libera de la trampa del tiempo que produce pesar debido al pensamiento, la evaluación y el análisis.

Vivir el momento presente no quiere decir que no tengas metas y objetivos. Quiere decir que recorres el camino hasta alcanzarlos disfrutando aquí y ahora, con confianza plena y sin apegarte al resultado.

Paso 6: OBSERVA AL MUNDO EN TI.

Si lo haces dejan de existir los obstáculos externos para la felicidad. Los mundos interno y externo son espejo uno del otro. Se modifican de acuerdo con tu estado de consciencia.

Si estás vibrando en el temor, tu mundo interior de pensamiento y emociones, así como tu mundo exterior de circunstancias y relaciones lo reflejará. Distinto será si vibras en el amor, fluirá la felicidad y la abundancia.

Paso 7: CONÓCETE A UN NIVEL MÁS PROFUNDO.

Para quién no ha hecho un trabajo personal de búsqueda interior y tenga tentaciones de afirmar que se conoce muy bien, le animo a tener presente que la psique del ser humano es como un iceberg: la parte visible es el CONSCIENTE y son los pensamientos, sentimientos, emociones, deseos, necesidades, traumas, conflictos, miedos, preocupaciones, etc. que son visibles y conocemos de nosotros. La cuestión es que representan tan sólo un 5 %. El restante 95 % está en el INSCONSCIENTE y está tapado por el velo invisible a la vez que sutil de todos los condicionamientos vividos a lo largo de nuestra vida. Lo que hace que las personas vivimos sin un verdadero poder interior es permitir que el inconsciente dirija nuestra vida y eso sucede cuando obviamos que somos mucho más de lo que conocemos y dejamos sin mirar a nuestro inconsciente para hacerlo consciente.

Por eso, más allá de la idea que te has formado de ti, se esconde tu Ser verdadero. Búscalo porque es el estado más atento de la existencia y también el más natural, pues de él provienes. Tu hogar es un lugar de profundo amor, tranquilidad y alegría. Al regresar a él comprenderás que tu anhelo de felicidad era sólo el principio. Tu deseo más profundo era la libertad que resulta del completo despertar.

Espero que estos siete pasos te ayuden a tomar consciencia de lo que necesitas implantar en tu vida para ser un poco más feliz. ¡Falta felicidad y alegría en el mundo!…pero no de la ficticia que generamos cuando estamos dormidos, sino de la auténtica que nace del despertar interior.

Solemos vivir elucubrando cómo será nuestra vida cuando seamos felices y/o lo felices que seremos cuando tengamos esto o aquello o hayamos conseguido esto o lo otro. Sin embargo, la verdadera felicidad es un estado interior que no depende de las circunstancias externas. Seguir empecinados en poner nuestra felicidad en el exterior es vivir engañados.

¡Encuentra tu felicidad y todo lo que deseas te llegará por añadidura!.

El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s